Ultimas Novedades


DIARIO UNO. – LA PROVINCIA
Jueves, 23 de octubre de 2014

Link Diario UNO

Imputaron al psicólogo que trabajó en el Poder Judicial

A Francisco Javier Marín lo procesaron por usurpación de títulos. El 4 de noviembre tendrá que prestar declaración indagatoria. Se lo acusa de la muerte de Horacio Eyssartier, ocurrida en 2012.

Infografía.

IMPUTACION2

El Juzgado de Instrucción Nº 2, a cargo de Mauricio Marcelo Mayer, dispuso la imputación de Francisco Javier Marín por el delito de usurpación de títulos y cargos. Además se lo citó a indagatoria para el 4 de noviembre, a partir de las 9. La medida se hizo efectiva a través de una notificación que recibieron las partes involucradas en la causa. “El Ministerio Público Fiscal imputó formalmente a Marín y el juez de Instrucción dio validez a la misma”, confirmó el querellante particular Marcos Rodríguez Allende. “Marín habría ejercido actos propios de una profesión, por la cual se requiere una habilitación especial, sin poseer el título o la habilitación correspondiente”, aporta el letrado apoyado en el artículo 247 del Código Penal.

Cronología de un escándalo

El psicólogo fue denunciado por un caso de mala praxis que derivó en la muerte de Horacio Martín Eyssartier, ocurrida en diciembre de 2012. Mientras se producían todas las actuaciones por la denuncia por mala praxis, surgió de la investigación que el médico no poseía la matrícula habilitante para ejercer la Psicología, y que en su sello figuraba su condición de psiquiatra. “En el Ministerio de Salud se pudo determinar que no posee ningún título de psiquiatra”, advirtió el representante de la familia Eyssartier.
El antecedente de mayor gravedad que presenta el caso Marín es su paso por un puesto neurálgico del Poder Judicial: ejerció durante varios meses como psicólogo del Juzgado de Ejecución de Penas, como responsable del área mental y de efectuar las respectivas pericias a las personas condenadas para evaluar si corresponde una salida laboral o condicional. “Estamos ante un hecho muy grave, porque atendía no solo a numerosos pacientes sin poseer el título habilitante como psiquiatra ni la matrícula de psicólogo. Lo más difícil de entender es cómo puede un supuesto profesional integrar el Poder Judicial sin tener un título habilitante para ejercer sobre las personas condenadas”, advirtió.
Durante el tiempo que el analista se desempeñó en el juzgado de Ejecución de Penas, como integrante del Equipo Criminológico, la repartición estuvo presidida por Mario González Calderón. En un comunicado de prensa del Superior Tribunal de Justicia (STJ) se consignó que Marín había sido designado en ese cargo el 4 de agosto de 2011. Su vínculo laboral habría finalizado en enero de este año, a raíz de una decisión emanada desde las más altas esferas del STJ.

 

El rol del Colegio de Psicólogos

Si bien de datos incorporados al expediente surgen indicios que prueban que el Colegio de Psicólogos de Entre Ríos inició todos los trámites para que el médico no pueda seguir ejerciendo, esta formalidad todavía no se hizo efectiva. “Lo más grave acá es la parte psiquiátrica, porque si bien él es médico matriculado, para ser psiquiatra tenés que cumplir cuatro años de una especialización y que el Ministerio de Salud te brinde el certificado correspondiente en virtud de las tareas desarrolladas”, enfatizó Rodríguez Allende. Para el querellante, Marín ya no estaría facultado para seguir atendiendo en su consultorio y vivienda particular, ubicada en calle Echagüe, a pocos metros de la terminal de ómnibus de Paraná.

 

Marcha de repudio

Enterados de la imputación, familiares de Horacio Eyssartier mostraron su satisfacción y anunciaron que existe la posibilidad de convocar a una marcha en repudio a la figura de Francisco Marín. “Tenemos pensado sumar a Vidaer”, dijo su padre.

 

——————————————

Viernes, 19 de septiembre de 2014 | 08:04

Advierten dilaciones en la causa de Horacio Eyssartier

Familiares y amigos cuestionan las demoras en la imputación del psicólogo Francisco Marín. Además piden que se avance con la realización de pericias.

copi diario uno
Trabas. El padre de la víctima reclama la inmediata imputación de Marín. Foto UNO/Mateo Oviedo

Familiares de Horacio Martín Eyssartier, el joven fallecido en extrañas circunstancias en diciembre de 2012, dejaron entrever su malestar porque el fiscal de la causa, Ignacio Aramberry, recurre a diferentes maniobras para dilatar el pedido de imputación por el delito de ejercicio ilegal de la Medicina contra el psicólogo Francisco Javier Marín, quien en una primera instancia había sido demandado por mala praxis. “Acá está todo acreditado, no hay nada que buscar, como lo quiere hacer el fiscal”, argumentó Horacio Eyssartier padre. En rigor, su planteo apunta a la última medida dictada por el fiscal.

Se trata de un oficio emanado el 28 de agosto, dirigido al Ministerio de Salud de la provincia -Área de Coordinación de Registro y Fiscalización de Profesionales de la Salud- cuyo propósito es “que informe a esta magistratura de manera detallada si para el ejercicio de una especialidad médica se requiere autorización especial emanada de ese organismo”. El hombre que lleva adelante una cruzada personal en reclamo de justicia para su hijo, dejó latente un interrogante a poco de cumplirse dos años de la extraña muerte del joven de 33 años. “Lo mío se dilata, ¿sabés por qué? Porque este no es el único psiquiatra que está ejerciendo en este momento sin haber hecho el postgrado. Sobre todo de la primera camada que sigue en ejercicio”, denunció.
Durante su alocución, Eyssartier padre puso de manifiesto los valores morales de su hijo: “Mi hijo era un ejemplo, tenía un montón de títulos y me lo mató un médico, no me lo mató un maleante de un balazo, ni un camión lo atropelló, ni tuvo una enfermedad terminal”, se lamentó. Insistió con que el drama que vivió su hijo estuvo directamente vinculado con el mal desempeño profesional. “Lo mató un médico, que le lavó el cerebro; está probado que la mala praxis psiquiátrica es muy distinta a otros tipos de mala praxis. Se adueñan del razonamiento y del pensamiento del paciente”, indicó en declaraciones a UNO.

Mensaje

El padre de la víctima todavía no puede olvidarse de aquel fatídico fin de año de 2012. A modo de repaso revela que todavía conserva grabado el último mensaje de la visita que le hizo al psicólogo Marín. En el mismo expresaba: “Todo bien con Francis”. Recordó que él estaba convencido de que se iba a curar, pero que no se percataba de que estaba expuesto a sufrir diferentes tipos de accidentes. Confió que todos estos incidentes van a quedar acreditados cuando llegue el momento del juicio. “Como vivía solo, por recomendación de su médico, al quedarse dormido se caía de la cama y se sacaba el hombro”, planteó. El hombre dijo estar “desesperado”, aunque reconoció que toda su familia atraviesa por la misma situación.
Eyssartier también cuestionó el accionar del Procurador General de la provincia, Jorge García, porque primero le brindó todo su apoyo y ahora asegura que se niega a recibirlo. “Me niega una entrevista y me manda a decir que cualquier presentación la haga a través de mi abogado querellante por el Juzgado que corresponda”.

Requerimiento
Tanto el requerimiento de imputación como el pedido de indagatoria comenzaron a tramitarse el 5 de junio de este año. El abogado querellante Marcos Rodríguez Allende elevó en aquella oportunidad un escrito donde describió una serie de fundamentos que ya estaban acreditados en el expediente.
Al abordar una serie de fundamentos, el abogado sostiene que en base a las testimoniales “surge inequívocamente que Horacio fue atendido a lo largo de varios años por el sospechado Marín”. Acto seguido el letrado alude a la presentación espontánea del analista, en la que reconoce “que atendía tanto en su carácter de psicólogo como también lo hacía no solo como médico sino como psiquiatra”. Como ya lo había manifestado en reiteradas oportunidades, el profesional recalcó que Marín “a pesar de atender como psicólogo, no poseía la matrícula habilitante”. En el marco de la misma investigación se desprende que “el Departamento de Contralor profesional dependiente del Ministerio de Salud de Entre Ríos demuestra que Francisco Marín no tiene la especialidad reconocida (Psiquiatría)”. Eyssartier entiende que todas las pruebas acreditadas en el expediente deberían ser suficientes para que el fiscal “continúe reuniendo elementos y no bloqueando con dilataciones, como lo es el hecho de ratificar el oficio a Salud Pública. El mismo ya lleva 30 días y no tenemos una contestación. ¿Qué tengo que pensar? ¿Qué estamos esperando a la feria de fin de año?”.

Pericia demorada
Para familiares y amigos, una de las instancias que todavía sigue pendiente es la realización de las pericias, a los fines de profundizar la investigación. “El expediente viajó a Concepción del Uruguay, pero se extravió durante cinco meses. Después se excusan de que ellos no pueden hacerlo. Nuestro abogado no hizo hincapié en esto, porque pretendía que saliera lo de la imputación y el llamado a indagatoria”, resumió.
El hombre finalmente reflexionó acerca de la labor de los profesionales especializados en psiquiatría. “¿Quién nos protege a nosotros de la capacitación de quienes están ejerciendo actualmente? En esto hay una carencia del Estado”, aseveró.

———————————–

ULTIMAS NOVEDADES

* Con fecha del 5-06-2014 se tramita el pedido de indagatoria e imputación por el ejercicio de la especialidad médica, sin perjuicio de la demanda existente de la mala praxis.-

 

* Todo lo que se acredita en el expediente, mediante oficios, testimonios y pruebas contundentes como:

* Los informes de la Secretaria de Salud de la provincia, que demuestra la imposibilidad de ejercer la Psiquiatría por no estar habilitado mediante el posgrado que se requiere en nuestro país con una duración de 4 años y la certificación oficial pertinente.

* Así como la inexplicable practica de la Psicología que ejerció y ejerce burlando la ley  7456 art. 7 que exige la matricula pertinente del C.O.P.E.R (Colegio de Psicólogos de Entre Ríos).

* Los oficios a las farmacias que demuestran la medicación prescripta a sus pacientes con un sello de goma, con la leyenda “psiquiatría”, tanto en el caso del demandante como en casos análogos.

* Todo esto consta en el expediente y amerita la inmediata imputación por ejercicio ilegal de la medicina en la especialidad mencionada. Sin mencionar el allanamiento a su domicilio, donde el demandante por mala praxis (Francisco Javier Marín) ratifica no llevar historia clínica de ningún paciente, y tantas otras pruebas que demostraran la mala praxis ejercida por el denunciado, como causa directa de la muerte del paciente.-  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>